Día 34

Cada uno es responsable del mundo en que quiere vivir

y decide cómo vivirlo, con milagro o con pesadilla, lúcido o dormido,

como un ser de negatividad o como un ser de reluciente magia.

Claro que la pesadilla es más fácil, puesto que ésta nunca nos parece una creación nuestra y no nos sentimos responsables.

-Cristóbal Jodorowsky

Por un mundo con menos bitch faces y más servicio

Y no me refiero a la “solidaridad de género” -que tanto nos falta- siquiera. Sino a la total falta de empatía como humanos, a las miradas frívolas y hasta el regocijo que muchas mujeres -si, en específico mujeres- sienten al hacerle la vida un poco más difícil a otras.

if girls always treated each other like we do when we're drunk

Si, yo nunca fui la más popular, ni la más extrovertida, ni amigable. Pero cuando se trata de servir a alguien lo hago siempre de la mejor forma o no lo hago y punto. En casos más mandatorios, digamos laborales,  la cosa está fuera de cuestionamiento y simplemente lo hago lo mejor que puedo. Si existe un protocolo lo sigo, si puedo ayudar de más lo hago, sin importar que el necesitado sea hombre o mujer y sin pensar en la recompensa directa que yo pueda tener por ello. Es un instinto, una filosofía tal vez, que aprendí desde siempre de las personas que admiro. Sin embargo, parece que fui la única.

La creciente política de hacerse la bitch a la hora de atender mujer a mujer, con la máxima inutilidad posible en trabajos donde el servicio lo es todo, o al menos gran parte, parece ser una tendencia a la que toca adaptarse. No entiendo ni me alcanzo a explicar de donde se alimentan semejantes comportamientos, ¿envidia? ¿aburrimiento? ¿sentimientos de inferioridad? ¿hormonas?. No sé. El caso, es que es ridículo y si nos perjudica mucho: A todas.

Bitch please

La escena cambia totalmente cuando se tratan de géneros opuestos, la posibilidad remotísima y hasta inconsciente de alguna atracción física o emocional por alguna de las partes, quizá pueda explicarlo, pero nunca justificarlo. El servicio, por motivos laborales o no, debe prestarse de buenas maneras, de lo contrario se está ofreciendo un impedimento, poniendo obstáculos, perdiendo tiempo, recursos y hasta energía.

A todas -y todos-:
A la siguiente oportunidad que tengan de servir a alguien, háganlo por el hecho de hacerlo y nada más. El resultado será mucho mas gratificante y se ahorrarán insultos y bitch-faces. Porque sí, estamos hechos de esa manera -la compasión y empatía no es un invento del papa o de los budistas-, inténtenlo.

“Lo que das te lo das,
lo que no das, te lo quitas.”
-Alejandro Jodorowsky

Devendra Banhart – Now That I Know

Grief

-¿Cómo haces? Para que no te asfixien los sentimientos, la nostalgia… Tienes que ser fuerte… Lo estás haciendo bien…

No se hace fácil con el tiempo, no es un progreso lineal ni decadente.
No son seis meses, ni un año.
Son segundos,
minutos,
horas
y a veces días
de vacíos absolutos que nadie puede ni podrá llenar ya.

Es extrañar por la mas noble de las causas,
la mas simple
y permanente.
Es saber que:
nunca
mas.
Que el abrazo que no te dí no va a pasar ya
por realista que mi mente lo evoque…
Que imaginarte es solo eso,
aunque te espere ver en el balcón,
en el supermercado
o que presienta tu llegada a la hora habitual
y hasta que reproduzca las instrucciones que sé que me darías al manejar…
Saber que los gritos y consejos que me das y los lugares donde te imagino
son mi proyección sesgada de alguien que no está ya.
Un remedo armado por retazos de mi percepción al fin.

Adiós
nunca estuvo entre mis palabras,
ni en mi cabeza siquiera.
Nadie puede
ni quiere
ni sabe
nunca
como decirlo.

Esperanza,
es creer en lo que no puedo saber
y confiar en lo que siento y percibo:
Creer en lo que creo.

Saber que nada pudo ser de otra manera,
que al final todo será mejor así,
que el amor trasciende,
que en la aleatoriedad y el caos que nos rige:
existe algo.

Gracias.

Willie Nelson – The Scientist

The National – Sorrow

Breathe

Exhale:
For all the souls we could not save.

May we always dare
to breathe in once more,
to dream big after a great fall
and never ever regret
what’s been learned after all.

Inhale:
‘Cause it’s worth it.

PS: Here is the best place to be right now
and no,
it could not have been any other way.

Telepopmusik – Breathe